viernes, 9 de abril de 2010

NIÉGATE A QUE SEA LO NORMAL

En mis años de instituto, tuve una profesora de Religión a la que le encantaba debatir. En ocasiones aquélla, parecía más una clase de ética que de religión, y yo personalmente me lo pasaba "bomba". La profesora siempre intentaba hacernos comprender las cosas y que viéramos lo importante que es seguir por el buen camino. Y en los debates, había pasión por su parte. Se dirigía a nosotros, sus alumnos, con tal énfasis que despertaba en mi una sincera y total admiración. Recuerdo con especial intensidad una clase en la que nuestra profesora nos quería hacer entender que no era normal que estuviéramos acostumbrados a que en los telediarios nos informaran de crímenes, de violencia y de atentados y lo viéramos como algo normal. Argumentaba su tesis poniendo como ejemplo que el hecho de que una persona matara a otra en mitad de la calle, no era normal. Era una tragedia. Era algo inadmisible y horrible y no era normal que nosotros en nuestras casas recibieramos la noticia, y siguiéramos comiendo tranquilamente pensando en nuestros asuntos. Ese crimen nos tendría que escandalizar porque no era algo normal. Tendríamos que lamentarlo profundamente y nos debería de dejar preocupados y abatidos. Nosotros, la rebatíamos diciendo que era normal que lo vieramos normal porque ocurría con mucha frecuencia. Estabamos acostumbrados a ese tipo de noticias cuando poníamos la tele. Ella se enfadaba ante nuestro acatamiento de lo trágico. Más que enfadarse, pudiera ser que se decepcionaba. Yo entendí el mensaje que ella nos quería transmitir. Pero insistí igual que los demás en la normalidad de nuestras reacciones ante estos hechos terribles teniendo en cuenta que se producían casi a diario. A día de hoy, creo que no le llevaría la contraria. Puede que ocurra a diario el hecho de encender la tele, y enterarme de hombres que asesinan a sus parejas. No es nada sorprendente que muera un joven en una pelea en la entrada de una discoteca. Desapariciones de niños que acaban mal, es algo que por desgracia ocurre. Pasan cosas malas todos los días, pero no por eso es algo normal. No por eso, no nos afecta y no por eso nos deja indiferentes. Porque cada crimen horroriza y estremece. Y cada crimen del que nos enteramos nos hace cerrar los ojos con fuerza y desear que no vuelva a ocurrir algo así. Y ojalá el ser humano deje algún día de hacer daño a su prójimo. Es así de sencillo y se evitaría muchísimo sufrimiento. Sé que suena a utopía pero espero y tengo fé en que no lo sea. Que la familia y la escuela y todos inculquemos buenos valores y que la bondad sea inherente a todas las personas. Y que lleguen los días en que en las noticias la sección de sucesos criminales no exista.

17 comentarios:

Jo Grass dijo...

Ahora no recuerdo el caso pero se´que alguien tuvo la fabulosa idea de editar un diario en el que sólo aparecían noticias buenas y cosas agradables: fracasó.

Es horrible que nos acostumbremos con naturaliad a escuchar tragedias a diario y que nos parezca normal, porque como decía tu profe NO lo es. Me parece que hemos entrado en una espiral sin fondo y nos movemos en una sociedad que ha perdido todos sus valores. Parece que a nadie le importan los valores: respeto, dignidad, bondad, generosidad, compromiso... Me horroriza el constante crescendo de la violencia en la pareja, en las aulas, en el trabajo, en la familia... ¡Menudo legado le estamos dejando a nuestros hijos!
Qué buena reflexión, Claire

Reflexión Pensativa - Postales Turísticas dijo...

Hola claire, te dejo un saludo.

LA VANE dijo...

Yo pienso que lo estamos viviendo con demasiada normalidad pero es que lo unico que pensamos es que no nos pase a nosotros. Es como la violencia en los colegios, todos lo vemos pero bueno... que se aguanten los profesores que para eso les pagan. Hasta que tenemos hijos y tienen que entrar en el colegio, entonces si que nos acojonamos y empezamos a movernos para "solucionar lo que podamos".

Sandra dijo...

Tu lo has dicho, una utopía. No se donde esta el problema, o cual puede ser la solución,, pero la verdad es que esto va cada vez a mas, a peor, los crios de hoy en dia, que serán el futuro de mañana no tienen valores, no se si es cosa de los mestros, de los padres o de quien el inculcarselos. Yo recuerdo que de pequeña tenia bien claro lo que estaba bien y lo que no, y hoy en dia creo que esta todo un poco confuso en las cabezas de estos niños.

La normalidad efectivamente la da el costumbrismo, el ver dia si y dia tambien este tipo de noticias. Y al final creo, por desgracia, que nos hacemos impermeables a las desgracias ajenas.

Feliz finde guapa.

BET dijo...

Me ha encantado tu reflexión, que triste es leer un periódico o mirar las notícias, desgracias y mas desgracias están a la orden del día, por supuesto que no es normal quedarse indiferente ...

por desgrácia cada vez tocan mas cerca ... hará tres semanas que estrangularon una chica de mi pueblo de 33 años ... lo hizo su pareja, se ve que hacía tiempo estaba en tratamiento psiquiátrico ... que pena y cuanto dolor ... todavía se me ponen los pelos de punta ...

Puff ojalá llegue un día en que se dejen de cometer atrocidades ...

Besos !

Esteban dijo...

Ojalá algún día en las noticias dejen de haber este tipo de noticias!!! La verdad que si, que nos afecta, pero como se ve a diario piensas uno más, el problema es cuando te afecta personalmente, es cuando te das cuentas que esas noticias pasan, y que tu no estas a salvo de que a ti o algún familiar puede ser un día esa noticia.
Un beso y buen fin de!!!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Me encanta la reflexión y me encantan los comentarios. Yo creo que a la gente le mueve más el morbo que lo positivo, y por eso los sucesos son tan populares en los informativos y en la prensa. Las buenas noticias no venden, no tienen un seguimiento, se pueden decir una vez y punto. Pero las malas... En esas se afana todo el mundo, se entrevista a todo el mundo, se buscan casos parecidos...

Soy poco optimista en este sentido y coincido plenamente con Jo en que el problema está en la pérdida absoluta de valores. La gente va a lo suyo, el egoísmo se ha apoderado de todas nuestras acciones y vivencias. Y hay una falta de respeto absoluta hacia las consecuencias de nuestras acciones. Me entristece el panorama, pero es como lo veo...

Uma dijo...

A mi me pasa mucho cuando hablan de Afganistan o Irak...escuchamos "atentados con 22 muertos" todos los días...¿os imaginais que en vez de afganistan fuera España? como lo debe estar pasando esa gente...gente normal que no tiene nada que ver con los vericuetos de la guerra!
Con las desapariciones y muertes igual...la tele los reviste de un halo de irrealidad, pero son personas, con padres, hijos, vecinos...a ellos no les parecerá irreal ni "normal"
en fin!
Muy buen post Claire

kpa dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que habeis dicho...
Casi todos los dias oímos noticias de violencia...lo que no es normal,ya de tanto oirlas, te parece hasta "cotidiano",cuándo no lo es en absoluto..

Cuándo era pequeño me acuerdo que teníamos muchisimo respeto a los profesores,y a los padres ya ni te digo..y cuidado que hicieras alguna cosa,que enseguida te reprendían...ahora a los críos todo les da igual,no hay respeto ni educación...parece que no tuvieran conciencia de "esto está bien o esto está mal"..
supongo que es un problema de falta de valores y de respeto a los demás..que deberian aprender ya de pequeños...
Desgraciadamente,estamos cada vez en una sociedad más violenta...esto tendría que hacernos pensar...porque ya es muy preocupante...
que pases buen finde!!

Ana dijo...

También me paro muchas veces a pensar lo mismo: con que tranquilidad escuchamos las notícias. Y caigo en lo mismo, es tan "normal" escucharlo que no le damos la verdadera importancia
( aunque si nos toque el corazoncito).

X dijo...

Lo normal no es lo que debería suceder, lo normal es lo que sucede. No hay que mezclar frecuencia con deseo. Si algo sucede a menudo, y los crímenes lo hacen, se convierte en normal. Podemos decir que no es deseable, pero es lo normal. Claro que es lo normal. Y precisamente porque es lo normal ya no nos escandalizamos y podemos seguir comiendo y haciendo nuestra vida. Porque, nos guste más o nos guste menos, es lo normal...

Completamente Gilipollas dijo...

La normalidad es una cuestión numérica, mi querida amiga. Solo eso. En una sociedad como la nuestra es normal lo que abunda.
Siempre suyo
Un completo gilipollas

LA YOLI dijo...

Normalidad es un concepto estadístico relacionado con la frecuencia (si no recuerdo mal) Sin embargo el que sea frecuente no quiere decir que debamos habituarnos a verlo.

Si te digo la verdad, a pesar de que nuestros adolescentes no son malos, me sorprende la falta de valores que tienen y la dificultad para ponerse en el lugar del otro. Debemos luchar contra eso, yo lo hago cada dia, me parece más importante tener valores que conocimientos.

Rebeca dijo...

Realmente profesores así son maravillosos porqué no te sueltan unos conocimientos sino que te ayudan a vivir y a despertar la conciencia.
No es normal que nos hayamos acostumbrado a tanta tragedia, sin embargo, la distancia, la costumbre, nos hace verlo como algo que forma del día a día, quizás necesitaríamos a alguien que nos chillara, como lo hacía tu profesora, y nos recordara que no, que nada de eso es normal.

Sara dijo...

Hola! acabo de descubrir tu blog... y me ha gustado la lectura... la verdad es que yo creo que hoy en dia basta echar un vistazo a nuestro alrededor o a las noticias para ver que el sentido común y los valores brillan por su ausencia...

Felicidades por tu blog... Un saludo!

Simone B dijo...

Últimamente me pasa que veo ciertas noticias y no me quedo fría..no se si es porque todo lo que he visto que ha pasado es especialmente espeluznante, pero no me he quedado igual.

Llega un momento en que ver que por ejemplo han muerto 100 personas en la Franja de Gaza te resbala...los ves como rutina, porque "esa gente siempre está igual"...pero tienes toda la razón, jamás deberíamos dejar que eso nos dejara frios, qu enos diera igual...ese sentimiento lo hace todo todavía más cruel.

Besos guapa;)

Nebulina dijo...

Es tan complicado..pero si no llegamos a ese punto, al menos que mejoremos.. :)
Un besazo!