martes, 22 de septiembre de 2009

LO QUE NO SE VE.

La gente me ve sin verme. Ven a una chica sentada en un asiento del tren, mirando tranquilamente por la ventana. Mi imagen transmite serenidad, paz. Yo miro por la ventana, mientras en mi interior bulle la indignación. Me siento muy enfadada, angustiada y estresada. He tenido un enfrentamiento en el trabajo con una compañera, y no dejo de recapitular lo acontecido. Estoy furiosa. Mi cerebro trabaja muy deprisa produciendo muchísimos pensamientos, marcados éstos, por la rabia que siento. Mi corazón late fuerte, porque estoy muy alterada. Empiezo a notar el inicio de un dolor de cabeza, seguramente provocado, por el excedente de actividad que está teniendo lugar dentro de mi cabeza.
Una mujer me pregunta a qué hora sale el tren. Yo le contesto educadamente. Trata de iniciar una conversación sobre el tiempo. Yo respondo algo, evasivamente, y logro que cese en su empeño. No es el momento para conversaciones triviales. Pero eso la mujer no lo ve. No ha visto mis pensamientos. Tampoco ha visto mi enfado ni la ira ni la ansiedad que me atenazan. No ha visto en mí lo que no se ve. Ha visto lo que se ve. Ella solo ha visto a una chica sentada mirando tranquilamente por la ventana.

16 comentarios:

xenia dijo...

Respira hondo...y cuenta hasta tres xD... es curioso lo que se nos puede pasar por la cabeza en décimas de segundos y la vueltas que le damos a las cosas, por lo menos yo, a veces me preocupo demasiado. Por un lado casi que es mejor que no sepan ver lo que no se ve, que sería de nuestra intimidad?? Y de nuestros ratos de hablar interiormente con nosotros mismos... mejor que sea así jejeje.

Un besazo guapa, y fuera nervios que no son buenos!! Muaks.

Rebeca dijo...

comome suena esto, sobretodo cuando uno va en el transporte publico, muchas veces me paro a pensar que les pasara por la cabeza a los demás y lo que se imaginarán de mí.

Casi siempre hay alguien que tiene ganas de conversación trivial, y por mucho que tu cara declara abiertamente que no apetece, estas especies dos erre con erre, como si con ellos no fuera la cosas.

En fin, como dice Xenia, respira, cuenta hasta tres y tomátelo con calma, después de un mal día poco a poco todo vuelve a su cauce.

Nebulina dijo...

Hay tantísimas cosas que no podemos ni imaginar...
Un besazo!

Jo Grass dijo...

En esos casos yo casi prefiero que no se vea: mi disgusto, mi indignación, mi rabia contenida, mi desconcierto, mi pesadumbre y mi llanto de impotencia.

Intentar que mi comportamiento no denote mi ánimo me cuesta pero me ayuda porque lo que está claro es que los que te rodean en el metro o donde sea no tienen la culpa de tus desgracias y, muchas veces te encuentras con gente que no puede contener sus ansias de venganza y la toman con el primero que se cruzan en el tren.

Relájate, darling. Pon un disco que te guste y baila delante del sofá o vete a una clase de yoga y estira todo tu cuerpo. A mí me ayuda en esos casos.

besote

Wenanena dijo...

Anda que la mujer que oportuna también... espero que lo de tu compañera no sea importante... pasando tanto tiempo juntas es normal que a veces salten chispitas. Un besico.

DAISY dijo...

anda que vaya día tu y yoporque yo también he tenido algo de malentendido con una compañera ya empezando ayer pero espero que se arrgle pronto. Al principio hay tensiones, nervios.... No vemos a simple vista las cosas, espero que se arregle y que saques la rabia, la furia que es o no te viene bien!! suéltalo!! si quieres hablar te mando el mail. Un besazo!!

Claire dijo...

Xenia: Es verdad. Menos mal que no se ve si no hay veces que se asustarían jajajaja
Rebeca: a veces yo también miro a la gente en el tren, y me preguntó que pasará por sus cabezas ejejej.. Ahora ya está volviendo todo a su cauce.. ya ha pasao el ratito de estrés post-enfrenamiento.. :-)
Nebulina: Sí... nunca se sabe en qué está pensando el que se sienta enfrente...
Jo Grass: Bailar no he bailado, pero me he puesto a dar un paseo por la red de blogs y ya se me ha pasado el disgusto... así es la vida...
Wenanena: Yo voy a dar tiempo al tiempo, que discutir con compañeras es super normal... y que pases malos ratos tras las discusiones también es normal..y la mujer jajaja.. sí, super oportuna la pobrecilla...
Daisy: ¿¿Que te voy a contar de enfrentamientos con compañeras?? ¡¿¿Tú también hoy?? pues vamos apañadas jajaja... A mí la verdad es que ya se me ha pasado... mañana será otro día, y supongo que en unos días estará olvidado... hasta la próxima porque siempre hay una próxima cuando la compi en cuestión es "guerrera". Y tu malentendido espero que también se olvide pronto. Y muchas gracias por ofrecerte para hablar pero yo no tengo ni messenger ni facebook ni nada para hablar por internet, sólo este blog, porque el correo electrónico normal tampoco lo uso... a ver si me actualizo un poco.. :-)

Muchísimas gracias por vuestro comentarios. Besitos.

X dijo...

El problema de las cosas que "no se ven" es que no son realmente invisibles. Muchas veces nos creemos seguros, pensando que aquello que no se ha pronunciado no se puede saber, que somos esclavos de nuestras palabras pero dueño de nuestro silencio. Y no. No es así, por mucha rabia que pueda dar, es posible ver más allá, saber lo que no se ha dicho, reventar los cerrojos desde fuera. Nada esta seguro, ni en nuestra cabeza. Pero, esto es cierto, normalmente la gente no dedica el esfuerzo necesario para abrir esas puertas.

DAISY dijo...

comorrr??!! pero bueno a ponerse al día pero ya con las nuevas tecnologías!! a ver si te haces msn y hablamos!! disfruta de la semana anda!! lo mío ya se ha arreglado, eso espero, jeje!! besazos!!

La Queli dijo...

UFFF, esos días le amargan a uno la existencia, pero hay que hacer de tripas corazón y tratar de olvidarse de ello, para que el día entero no esté teñido de amargura. Se que es fácil decirlo desde fuera, pero yo soy de las que piensa que nadie merece que desperdicie un día entero pensando en una persona non grata para nosotros.
Y como dicen por aquí... una buena mùsica y un paseito por el blog y se te olvidan las penas.
Besucos, guapa.

Claire dijo...

X: Opino como tú. De hecho, en más de una ocasión, guiada por mi instinto he acertado pre-juzgando. También me he equivocado :-). Es posible que aunque no conozcas a una persona, no haga falta mucho esfuerzo para ver si sus intenciones son buenas o malas. Para conocer su "fondo".
Daisy: jajajaj.. que risa.. ya lo sé. Si aún no me creo que yo solita tenga un blog jejejeje... es más pereza que otra cosa. Va, a ver si antes de que acabe el mes, tengo messenger. No dudes que te avisaré. :-)
La Queli: Vaya que sí. Y ocurre; que se te mete la persona non grata en la cabeza, y ahí estás cada dos por tres amargándote. Mira que nos complicamos la vida. Y "la otra" igual también se ha amargado el día por una tontería... yo por lo menos ya he pasado página. :-)

Muchas gracias por vuestros comentarios. Y por vuestró ánimo. Un abrazo.

Noe dijo...

Yo creo que la gente que me ve en el bus a menudo piensa que soy una chalada, no sé por qué motivo, me da por acordarme de cosas y reírme, así sin más, y a veces noto que la gente me mira raro, pero bueno. Yo también soy de sacar mis conclusiones de lo que veo, hasta de sacarme su vida completita, esque me cuesta mucho rato ir a la uni, algo hay que hacer. Me alegro que se te haya pasado el mosqueo, muchas veces no vale la pena enfadarnos, aunque tengamos razón, más que nada por ahorrarte la rabia. Un besito!

Yopopolin dijo...

el transporte publico da para hacer una tesis sobre el ser humano eh! la de historias, vivencias, pensamientos, ideas... que han ocurrido en trenes y autobuses... xD

bss

Laia... dijo...

Igual la mujer si que lo había visto e intentaba distraerte... No es tan facil ocultar las cosas que nos pasan por la cabeza.

Si yo estuviera en tu situación, habría llevado una cara de perros....

Sandra dijo...

Pues por eso es tan importante la imagen externa, porque es lo q se ve desde fuera, lo q se proyecta al exterior. Aunque a veces no se puede ocultar, y la mala hostia q llevamos dentro en ese momento, sale por algun lado, en forma de mala cara o mala contestación.. o como sea.

Un besito.

PD: Voy a darle a publicar, a ver si hay suerte, si estas leyendo esto, es q que si!!

Yandros dijo...

Me ha gustado esta reflexión. Cada persone esconde un bullicioso mundo exterior del cual nuestro exterior no es más que la punta del iceberg
Un saludo