domingo, 10 de enero de 2010

EL RASTRO DEL HOMBRE

Alejarme de la ciudad, de toda su gente, de los coches, de los edificios, del ruido, de la polución, de este mundo en el que vivo.
Me alejo y me alejo y llego a las montañas. Hace mucho frío. Alguien me dice que estamos a cuatro grados. Me abrocho bien mi anorak y comienzo a caminar. Estoy haciendo una excursión por el monte y me siento realmente bien. El aire frío me acaricia el rostro y la sensación me gusta. El pensamiento fugaz de los beneficios que tiene este aire sobre mi cutis y sobre mi salud, hace que me guste mucho más. Sigo caminando, aplastando a mi paso las hojas secas caídas de los árboles. A mi alrededor, la naturaleza en estado puro. Árboles, montañas, un riachuelo. A lo lejos veo algunos picos nevados y ello me hace sonreir. Saboreo una vez más el aire gélido. Me detengo al sentir el deseo de escuchar lo que me rodea. Oigo el sonido del agua, oigo pájaros y oigo a un perro que ladra, no muy lejos. Continúo mi camino, y nuevamente el crujir de las hojas secas me acompaña. Junto al sendero por el que camino, descansando sobre la hierba, hay una botella de plástico vacía y chafada y varias latas de refresco también chafadas, que ensucian el entorno. El rastro del hombre. Experimento rechazo hacia aquéllos que abandonaron su basura por el camino y recuerdo una frase que dijo alguien y que es una gran verdad: "El hombre es como las cabras, por dónde va, deja su mierda".

17 comentarios:

Esteban dijo...

Suelo hacer montañismo, y te aseguro que en todas las montañas y picos que he subido he encontrado siempre algo de basura dejada por el hombre, que asco!!!!

Wenanena dijo...

Buena razón llevas... no traemos otra cosa más que mierda al mundo. Nos empeñaremos y nos cargaremos toda esta maravilla :(

Jo Grass dijo...

Qué placentero suena el paseo que describes, a pesar del frío y, qué desagradable tener que renegar del género humano en un momento y lugar tan agradable y sanador. Parece mentira pero la falta de respecto hacia el entorno está tan extendida que no me extraña que la naturaleza nos castigue ahora porque no nos merecemos nada mejor.
Como Esteban, yo también he alucinado al encontrar en alta montaña y en lugares poco accesibles ESA huella del hombre y me ha parecido deprimente!!

X dijo...

La Tierra estaba mejor cuando el hombre aún no existía. :S

La Queli dijo...

Me estaba encantando ese precioso paseo que te has dado, qué casi sentía el frio yo, y de repente, la cruda realidad que te pega un derechazo directo a la cara..... Y es que los humanos somos la especie más guarra del universo, no tenemos ningún respeto a nada y luego nos llevamos las manos a la cabeza por los desastres causados por la naturaleza.... cuando es simplemente el resultado de nuestra mala gestión del entorno.

Una lástima, de verdad.

Besucos.

BET dijo...

Que bonita salida y que bien lo describes ! que lástima que no haya respeto por nada y que razón lleva esa frase ...

Besos !

DAISY dijo...

si es que hay gente muy guarra y muy mal pensada, como esos que queman los bosques!! qué asco!! un besote

YoMisma dijo...

Tenemos tan arraigado que todo lo que nos rodea nos pertenece, que parece que nos sentimos en el derecho de tratarlo como nos de la gana.

Sigo sin entender como puede haber gente que no sienta cargo de conciencia, despúes de tanto como se dice y que hasta en los sitios más alejados hay papeleras por todas partes.

Saludines,
YoMisma

Sandra dijo...

Que paseo mas agradable me acabo de dar leyendote. Genial, casi casi como si lo estuviera viviendo.

Lo de la basura es lamentable, lamentable que haya gente tan guarra. siempre digo que si tiran algo al suelo es porque pensaran que alguien va a recogerlo no?. Y en sus casa ni decirte quiero. Puercos!!.

Feliz semana guapa.

LA YOLI dijo...

Anda que ya te vale. Estaba yo viviendo ese paseo y pensando en lo bonito de disfrutar un paseo así con la nieve (en lugar de renegar como hago cuando conduzco) y me cortas el rollo con lo de la basura. Te matoooooooooo. Jajaja.

Besos, mala

Artabria dijo...

Es que hay algunos que son un poco cerdos.........harán lo mismo en el salón de su casa???

Claire dijo...

Esteban: es alucinante...
Wenanena: Con lo fácil que es tirar la basura donde corresponde...
Jo Grass: es que deprime.. vas paseándo feliz y disfrutando de la naturaleza y ¡zas! algún guarrete te recuerda que no hay respeto por nada.
X: Yo no entiendo como somos tan mal educados en esta materia...
La Queli: Lo peor de todo es que el que lo ha hecho tiene la conciencia super tránquila, y si su conciencia está tranquila no hay nada que hacer...
Bet: Yo esa frase siempre la recuerdo cuando me encuentro en situaciones como la que he relatado... vamos que la llevo siempre presente, porque así está el patio...
daisy: Uff... que horror de pensar en los que queman los montes...
YoMisma: Me pasa lo mismo, que no entiendo como no tienen mala conciencia de lo que hacen... es realmente asombroso.
Sandra: La verdad es que el paseo fue genial :-)
¿Y si no lo recoge nadie ¿que?? puedes volver dentro de un montón de años, que ahí seguirá, descolorido pero ahí ¿no? ... ya les vale...
La Yoli: jajajajaj... ainss... es verdad, que el paseíto ahí con el aire y las montañas era VIDA... no pué ser :-) :-)
Artabria: Supongo que no... me dá a mí que son cerdos fuera de su casa...

Gracias mil por vuestros comentarios y que paséis una buena semanita.

Simone B dijo...

Que pasada de paseo, me recuerdan a los que hacía de pequeña en una casa que tenían mis padres rodeados de viñedos, (los viñedos no eran nuestros jaja), y detrás de los viñedos eran todo pinos.

Recuerdo que las viñas en otoño de ponían todas rojas y era preciosa, también que allí hacía siempre mucho frío y el aire te cortada la cara hasta hacerte deseas llegar corriendo a la chimenea de casa..

..pero siempre..por muy alto de la montaña que subieras te encontrabas botellas, colillas y porquería, somos únicos a la hora de estropear lo perfecto.

Besitos preciosa;)

Rebeca dijo...

que razón tienes, una se va a disfrutar de la naturaleza y se encuentra con ese tipo de rastro que le ponen a una de los nervios y le hacen clamar al cielo sobre lo irrespetuosas que son las personas y su falta de conciencia.

Nebulina dijo...

Me da una pena cuando veo como dejan mi pueblo los excursionistas...

Claire dijo...

Simone B: Y lo poquito que costaría mantenerlo todo perfecto... algo tan simple como no tirar basura al suelo...
Rebeca: Si la gente tuviera conciencia, seguro que las cosas poco a poco cambiarían a mejor... ¡y mucho!
Nebulina: A mi también me da pena cuando veo como dejan lugares preciosos...

Un abrazo muy grande.

julia dijo...

Si es que hay gente pa "tó"...
Seguro que en sus casas no hacen los mismo...

Un saludo!
Julia
http://mimundo-julia.blogspot.com