sábado, 30 de octubre de 2010

SIN REMORDIMIENTOS DE CONCIENCIA NO HAY RECICLAJE.

Empecé a reciclar papel en el año 1994. Lo recuerdo con exactitud, porque fue una profesora del instituto quién me concienció; y yo, que por aquella época ya era consumidora habitual de numerosas revistas, las acumulaba para llevarlas posteriormente al contenedor del reciclaje. En la actualidad lo reciclo casi todo. No me supone ningún esfuerzo separar cada tipo de residuo, ni llevarlo luego a su correspondiente contenedor. Ya lo hago por inercia. Una cosa más de la vida cotidiana. Me siento satisfecha de reciclar y miro con ojo crítico a aquél que no lo hace. Ante quién no recicla, suelo presumir de hacerlo con el único fin de despertar admiración y de que tome ejemplo. Pero si algo he aprendido en esta vida, es que si una persona no siente la conciencia de lo necesario que es para nuestro medio ambiente el que lo cuidemos, de lo necesario que es a día de hoy el que hagamos un uso responsable de los recursos que la naturaleza nos ofrece, y de que es una necesidad el que depositemos en los contenedores de reciclaje los residuos inorgánicos para los que están destinados, nunca lo hará. En mi entorno, creo que la gran mayoría no recicla. Se excusan en tonterías varias, como la pereza, la falta de espacio en sus cocinas, o incluso algunos dicen no reciclar por ser todo un negocio para que otros se enriquezcan (...), y salvo los que piensan esto último, el resto termina haciéndose la vaga reflexión de que deberían reciclar. Pero no lo harán. La realidad es que pasan del tema olímpicamente. No sienten en su conciencia ningún remordimiento al arrojar al mismo cubo de basura los restos de comida junto con el tetra-brik de la leche, el bote de coca-cola, el envase del jamón de york, las pilas gastadas del despertador, la botella de vino que es de cristal, el periódico del día anterior, y un largo etcétera. Largo sí, porque calculo que aproximadamente un 80% de la basura que se genera en una casa se puede reciclar. O por lo menos en la mía. Y si no siente ningún remordimiento ¿por qué van a reciclar?

Cambiando ligeramente de tema, os cuento que el otro día estuve en casa de una amiga que no recicla nada, y fui testigo de cómo gastaba una cantidad ingente de agua para fregar tres vasos y cuatro platos. Petrificada, le pregunté si se daba cuenta de la cantidad de litros de agua que gastaba para enjuagar cada vaso, y ella sonriente me contestó que sí. Que sabía que era una barbaridad pero que no lo podía evitar; era una manía suya y nunca veía el vaso lo suficientemente enjuagado. Lejos de reírme la miré con cara de "ya te vale" y le dije que en futuro no volvería a hacerle compañía mientras fregaba los platos. Al día siguiente, hablando con ella por teléfono me dijo con buen humor que menos mal que yo no estaba en esos momentos en su casa, porque en un despiste se había dejado el grifo abierto durante unos cinco minutos. Yo cambié inmediatamente de tema. Al igual que ella no puede evitar derrochar agua de manera insolidaria, yo no puedo evitar enfadarme porque lo haga. Y como mi amiga que es un ejemplo al azar, hay miles. O peor, millones.

¿¿por qué la gente no se conciencia con el medio ambiente??, ¿¿por qué pasan de todo??
¡¡ Si todavía no es demasiado tarde para empezar a reciclar !!, pero claro, cuando sea demasiado tarde le echarán la culpa al gobierno (de turno).

14 comentarios:

harley quinn dijo...

Yo tambien reciclo!!! Me gusta cuidar del medio ambiente pero hay gente q dice siempre ya lo haré o a estas alturas kieren reeducarnos..cuando ya esta todo fastiado..saludos...

Pilar dijo...

Reciclo, me fastidia enormemente pero lo hago, pero no me engaño, no está en nuestra mano corregir los desmanes de otros, pero al menos duermo más tranquila pensado en que al menos pongo (o mejor quito) un granito minúsculo de arena.
Saludos

La Queli dijo...

Pues mira, yo no reciclo demasiado, pero si que estoy muy concienciada con el uso y el abuso de nuestro entorno más cercano, es decir, no malgasto ni luz ni agua ni calefacción... soy un poco maniática para esos temas... en el resto ... una vaga indecente, lo confieso.

Besucos.

Uma dijo...

Yo reciclo y mi cocina (como el resto de la casa) es enana, el papel ocupa una bolsa de papel entre la pared y el microondas y el plastico una bolsa en el pomo de la puert de la cocina...hay cosas que se nos escapan...sobre todo cosas que tiras estropeadas sin sacarlas del envoltorios...pero algo es algo...
Piensa que de aqui a poco pondran multas, como por fumar, y a la gente le entrará la conciencia...
El otro día mientras esperaba a la consulta del gine, una señora se dejó el grifo abierto..¡con todo el morro! cuando corrí a cerrarlo! ni se inmutó!! seguro que en su casa no lo hace claro! en fin! comparto contigo la mania!besos

Yandros dijo...

Estoy con Uma.Cuando pongan multas nos concienciaremos. Esta sociedad mediterránea nuestra es así, perezosa para los cambios.
El problema creo yo es que la gente no comprende que su minúsculo aporte tiene repercusión en lo global.No tenemos conciencia de grupo ni pensamos que nuestras acciones individuales repercutan tanto en el resultado final.
Actitudes como "total, si ya está todo estropeado" es una actitud infantil e inmadura. ¿Tu que sabes si es demasiado tarde?
Nosotros en casa reciclamos y he de admitir que gran parte se lo debo a mi mujer, que tiene mucha más conciencia que yo,o quizás menos pereza. PEro es el ejemplo,Claire, de que si se puede inculcar la conciencia, porque en el fondo todos la debemos tener como germen creo yo.
Ahora voy a tirar cualquier cosa en otra casa y siempre busco las bolsas incluso me sorprendo si no las encuentro
Un saludo

Juan Rodríguez Millán dijo...

Todo la razón, Claire. Es cierto lo que decís en los comentarios, parece que sin multas o 'perjuicios' no reaccionamos. Estoy concienciado con el tema del ahorro energético, y sobre todo con el agua. Reciclar ahora mismo no depende mucho de mí, pero en cuanto dependa (en breve, espero, cruzo los dedos) la cosa cambiará radicalmente... y a mejor.

LA YOLI dijo...

Yo he de reconocer que me he rendido con lo del reciclaje, porque me pilla superlejos los contenedores. (No pueden esperar que tengamos que coger el coche para tirar la basura, qué demonios piensan estos Ayuntamientos?).

Pero me enferma la gente que deja los grifos abiertos y consume en exceso electricidad, que quema plásticos... Ayyyyy, que me estoy cabreando por momentos.

No entiendo a algunas personas

Miguel dijo...

Yo también reciclo....pero reconozco que tube que hacer verdaderos esfuerzos para convencer a mi querida madre de que también lo hiciese, pensaba que era una especie de chiste o broma pesada, supongo que viene de una época en la que no se reciclaba por la sencilla razón de que no habia mucho que reciclar , en una España mísera y atrasada.
Pero también hay personas jóvenes que no reciclan por la sencilla razón que no les apetece, o por pereza o por simplemente, nadar contra corriente, de todas formas creo que cada vez los ciudadanos estan mas concienciados sobre el tema,...aunque me temo que todabia quedan demasiadas personas como tu amiga, que demuestran una gran dosis de frivolidad ante el reciclaje o el gasto absurdo de los recursos naturales.
Un abrazo Claire.

Jo Grass dijo...

Pues yo sí que reciclo desde que existen contenedores para separar residuos y no me parece que me suponga un gran trabajo. Me parece una barbaridad lo de tu amiga; casi mejor que use el lavavajillas que ahorrará agua.
Me parece tremendo que seamos tan egoístas y no nos paremos a pensar en el mundo que estamos dejando a nuestros hijos! Luego, la naturaleza se enfanda y nos lo devuelve en forma de catástrofes naturales y todo lo demás.
Muy buena reflexión, Claire.
besitos

Sandra dijo...

Para hacer las cosas no basta con hacerlas, si no que hay que tener claro porque se hacen.... de lo contrario la mitad de las veces no se harían.

Yo entono el mea culpa con el papel, no lo reciclo, a no ser que tenga muchas muchas revistas q tirar, entonces si. En cambio el plástico, ufffff gasto muchisimo, asi que si, lo llevo a su correspondiente contenerdor. No cuesta nada si esta al lado del de la basura, pero tambien es cierto que a veces lo ponen dificil, y si te colocan el contenedor en el quinto carajo, pues la verdad, se le quitan a una las ganas :S

Besos.

Dr.Mikel dijo...

No solo es cuestión de reciclar, sino de moderar el consumo, sobre todo el energetico.
Ese es el verdadero problema ambiental, la cantidad de energia que desperdiciamos, y los costes medioambientales que supone transformarla.
Bsos.

DANYGIRL dijo...

En mi pueblo no se puede reciclar porque no hay contenedores, pero sin embargo, mis padres que viven en el campo, siempre han reciclado, y así lo hacemos todos cuando estamos allí.

X dijo...

Nosotros reciclamos al menos el cristal y el papel. Es verdad que hará falta que nos toquen el bolsillo para que todos nos concienciemos de golpe...

moshivad dijo...

Hay muchísimos,tal vez millones como dices que "les vale el ambiente" pero habémos unos tantos (muchos pero no los suficientes) que hacemos lo posible y hasta lo imposible por no dañar el entorno, animo, de granito en granito de arena se hace una playa no???