viernes, 12 de febrero de 2010

DE COMPRAS CON MAMÁ

El otro día, salí a dar un paseo por la ciudad con mi madre, y la acompañé en su itinerario de tiendas, en busca de un jersey largo y moderno, similar al que le había visto puesto a una amiga suya y que le había gustado mucho. Según ella, como en estos últimos tiempos a aumentado su volumen, ese estilo de jersey le dará un aspecto más esbelto y juvenil. Mi madre siempre se ha mantenido muy bien, y en la actualidad sigue manteniéndose, pero claro, es una mujer, y como todas (o casi todas) tiene sus complejos, y su autoestima descuidada, y cuando coge unos kilitos, pues lógicamente, no son bien recibidos :-)
Rebuscando entre percheros, en su afán por ver cumplido su deseo, erró al escoger algunas prendas nada favorecedoras, pero finalmente, se dirigió a los probadores con varios jerseys y blusas colgados en su brazo e ilusionada como cualquier mujer, momentos antes de probarse la ropa que va a solucionar todos sus problemas.
Ya en el probador, al no verse con buenos ojos, con cada jersey que se ponía llegaba una decepción que al oir mis palabras entusiasmadas de admiración hacia su imagen, íba pasando de dubitativa a certera sonrisa. Y si mi madre sonreía era porque confía en mí, y sabe que yo en cuestiones de moda soy crítica y que no le voy a mentir. Así que contenta con su nueva blusa, mi madre ha llegado a su casa con esa satisfacción especial que solo una buena compra puede proporcionar.
Y yo, he llegado a mi casa, con esa satisfacción especial que solo el ver a mi madre y pensar que qué guapa está puede proporcionar.

15 comentarios:

Rebeca dijo...

que tontas somos las mujeres que en seguida nuestra autoestima se viene abajo, seguro que tu madre esta fantástica, y cada vez que lleve la blusa va a dibujar una sonrisa de oreja a oreja.

¡mira creo que me voy a ir de compras a ver si yo también me subo un pelín la autoestima!

Esteban dijo...

Pues aprovecha ahora que puedes y ve mucho de compras con tu madre, que cuando no puedas seras tu la que eche en falta poder ir con ella, un besito y buen finde

eltauromquico dijo...

Una cosa es el jersey que tu madre vio y otra cosa es el que tu elijiste y la pobre señora se vio obligada a comprarla para no contrariarte. Eso lo digo, por experiencia, la vez que acompañe a alguna mujer que buscaba algo parecido a lo que un dia vio, dicha compra se hace eterna y al final del dia de andar de abajo para arriba no compra nada, por qué siempre falta ba un detalle...que si esto...que si aquello...en fin, un tormento para mis pies.

X dijo...

A veces solo necesitamos un empujoncito para ver las cosas oscuras un poco mas claras. :-)

Claire dijo...

Rebeca: ¡¡Claro que sí!! que parece una tontería, pero te das un caprichito y te das una alegría.
Esteban: Tienes toda la razón. Y muchas veces se me olvida y voy a la mía, y cuando lo pienso, pues la llamo para estar con ella...
El tauromquico: jajaja pues igual tienes razón, y se compró la blusa por darme a mí el gusto ... ¡ay pobrecita! eso el tiempo lo dirá, que si no le gusta, o va y la devuelve o no se la pone... pero espero que sí, porque realmente le quedaba fantástica :-) :-)
X: Y para eso nadie mejor que la familia o los amigos..

Gracias mil y besos.

Jo Grass dijo...

¡Cómo se invierte la tortilla cuando pasan los años!! Es fantástica la satisfacción que algo tan nimio puede proporcionar, pues claro que sí!!

LA VANE dijo...

A mi tambien me encanta ir de compras con mi madres sobre todo porque todo lo que digo que me gusta le parece bien y quiere comprarmelo. Me paso el rato diciendole que no, que no puedo comprarlo todo y ella insistiendome en comprarlo. No le dejo, claro. En cambio con el amantisimo mire lo que mire siempre sale la misma frase: "¿Otro te vas a comprar? ¿Y donde piensas meterlo si ya no tienes sitio?"

Yopopolin dijo...

Tu porque eres sincera con tu madre, y seguro que le quedaban estupendamente... pero es que algunas dependientas mienten descaradamente a las pobres señoras!! he oido y visto algunas situaciones, que me han entrado ganas de intervenir entre la clienta y dependienta, y decirle realmente la verdad a la señora de turno! xDD

un bso!

kpa dijo...

Yo a veces he ido de compras con mi chica y la verdad,para la ropa sois tremendas!! se puede pasar horas y horas relvolviendo ropa y probandóse cosas (y yo desesperado)..pero cuándo le gusta algo pone esa carilla..¿me lo compro?...y se pone la mar de contenta!!

DAISY dijo...

jajaja, hay que ver que en cuanto compramos nos venimos arriba, yo estaba el otro día de bajón y al comprar se me pasó un poco. En fin un beso a tu madre!!

Noe dijo...

Ir de compras con tu madre es algo maravilloso, esa conexión que tenemos madre/hija es impresionante, como podemos conseguir animarnos mutuamente e irnos a casa con una sonrisita en la boca. Un beso guapa!

La Queli dijo...

No hay como salir de compras para subirnos la moral y alejarnos el estress y la depre.... y si encima salimos con mamá... la satisfacción es doble. Yo ahora disfruto de esa sensaci´`on con mis hijas, que me aconsejan, lo que ocurre, es que no siempre las hago caso... que podría terminar saliendo vestida como ellas y con este body mío.... como que no, jejeje.

Besucos.

Uma dijo...

Mi madre pasa de mi cosa mala!!! se compra lo que se le antoja independientemente de como le veamos los demás...en fin!! tiene la autoestima mas alta...pero bueno! siempre está guay animar a una madre!!
besos

Wenanena dijo...

Si es que una mami está guapa con lo que se ponga. No sé si se podrá querer a alguién más que a ella en la vida, sinceramente lo dudo mucho.
Un besito para ti y para todas las mamissssssssssss.

Sandra dijo...

Ayss las madres, son lo mas grande que tenemos.

A veces nos olvidamos que antes que madres son mujeres, y que tienen su autoestima, sus gustos y cualquier cosa, como cualquier mujer.

Besos.