martes, 14 de septiembre de 2010

DISCOTECA LA MECA ¿SÍ O NO?

Que se amenace con declarar una guerra a un país por el nombre inapropiado de una discoteca es sin lugar a dudas una barbaridad. Pero obviado esto, elegir el nombre de la ciudad santa más importante del Islam, a la que cada año peregrinan millones de creyentes, para ponérselo a una discoteca, puede resultar ofensivo a más de uno. La discoteca "La Meca" de Águilas en Murcia está en el ojo del huracán por este motivo. De la ira de los radicales me abstengo de opinar (bueno, creo que ya lo he hecho, jiji...), pero sí puedo entender que a una persona creyente, musulmana, pueda molestarle, aunque defender la causa de la ofensa que en este caso es el nombre de esta discoteca es harto difícil teniendo en cuenta que en nuestra Sociedad es normal utilizar nombres de santos o de templos para dar nombre a negocios. El marketing está por encima de la religión, ó la fe, y tampoco se hace a modo de ofensa o falta de respeto. En la ciudad en la que el patrón es tal o cuál santo, virgen o apóstol, cientos de negocios llevan su nombre, ya sean restaurantes, hoteles, agencias de viaje, estancos... de todo. Lo vemos natural y cotidiano.
En la religión católica el segundo mandamiento de la Ley de Dios dice "no tomarás el nombre de Dios en vano". Veamos, si ahora en lugar de La Meca, a la discoteca en cuestión la llamarán
El Vaticano, entendería perfectamente que mucha gente pudiera sentirse ofendida. Sí, es más que posible que muchos de los habitantes del Vaticano estén a años luz de ser santos, pero aún así, no es nombre para una discoteca. En una discoteca es bien sabido que muchas de las cosas que ocurren dentro de su recinto distan mucho de respetar los muchos valores que la religión trata de inculcarnos, luego darle un nombre evocador de la religión no tiene ningún sentido. Y si en lugar de El Vaticano, a la discoteca en cuestión la llamarán La Casa de Dios imagino que sería inaceptable. Quizás si el nombre elegido fuera La Catedral ó La Iglesia, fuéramos más permisivos, ó tampoco. No sé. A lo mejor la ofensa que cada individuo pueda sentir es directamente proporcional a su fe ó a su sentido del respeto, y yo entiendo aquéllos que opinan que La Meca no es el nombre acertado. ¿Y tú?, ¿crees que deberían cambiarle el nombre?

P.D.: La discoteca va a cambiar de nombre. Su propietario celebrará un concurso para que la gente aporte ideas y llamarla de otra forma. Pues nada, a ver si a la segunda va la vencida.

11 comentarios:

DAISY dijo...

yo no sé si el nombre es apropiado, arriesgado sí que es, no?? espero conocer la respuesta final cuando se sepa!! jeje, besitos

Pilar dijo...

"La Meca del Cine", "la Meca de los Pantalones", son las dos primeras ideas que me vienen a la cabeza, la primera la formula clásica de hablar de Hollywood, y la segunda, más pedestre el nombre una tienda de mi barrio.

En la misma línea la RAE dice MECA: lugar que atrae por ser centro donde una actividad determinada tiene su mayor o mejor cultivo.

En fin que si nos ponemos tan finos, por favor prohibamos el uso del apelativo familiar de las llamadas Concepciñon que lo de conchita en latinoamérica es un poco, un poco; desterremos el verbo coger que en Argentina significa más que nada mantener realaciones sexuales completas; cerremos los chill-out repletos de imágenes de buda, que no pegan nada rodeados de copas y otros vicios, y así hasta la locura.

Me temo que entre "lo politicamente correcto del lenguaje" y la permanente búsqueda del motivo para ofenderse y montar un númerito que justifique lo injustificable, lease amenzas y cosas peores, estamos creando un mundo imposible y haciendo gordo el caldo a los intolerables, para ofender debe haber animus iurandi, sin él, como mucho mal gusto o mal entendimiento.

En fin, es mi opinión y sé que en tu casa se puede ser libre y exponerla.

Un beso,

Juan Rodríguez Millán dijo...

Pilar se me ha adelantado, porque eso es justo lo que iba a decir. A mí no me parece una ofensa que alguien tome el nombre de un lugar religioso para poner nombre a lo que quiera, sea una discoteca o a su coche. Es su problema. Si el dueño no tiene fe o le da igual la religión, ¿porqué habría de asustarle quebrantar uno de sus mandamientos? Es su problema, no el de los creyentes. Si yo lo fuera (que no es el caso), simplemente no voy a ese sitio si no me gusta.

Con los nombres me pasa un poco lo mismo que con los símbolos. La esvástica fue un símbolo judío antes que nazi. El saludo fascista lo utilizaron antes los romanos. El contexto marca. Hace unos años parecíamos todos más permisivos con casi todo. Hoy no, hoy nos molestamos con casi todo.

Rebeca dijo...

Yo tampoco pienso que sea un nombre ofensivo y sí que a veces nos pasamos de susceptibles.
Pues yo conozco algunas discotecas llamadas catedrales, como "la catedral del Tecno" y un restaurante que se llama "el huerto del cura", no sé a veces me parece que exageramos un poco las cosas, y yo personalmente nunca me he comportado mal en una discoteca, bailar y divertirse no creo que sea ningún pecado.

Jo Grass dijo...

Estoy con Juan y con Pilar. Me parece una chorrada que hoy en día generemos conflictos de semejante calibre por el nombre de una discoteca, chiringuito o salón de billar. Aquí lo único terrible es que hay un puñado de zumbados islamistas que pueden poner bombas y matar un montón de gente porque les estás ofendiendo, y claro, frente a la amenaza, mejor harán en cambiar el nombre porque , con esta gente uno no se puede fiar!

besitos y buen finde

DANYGIRL dijo...

Yo entiendo que la gente se ofenda, pero a mí, particularmente, me parece una soberana gilipollez. Ahora, también te digo, que al dueño de la discoteca, le han hecho una publicidad que seguro no imaginaba.
Buen fin de semana.

Mamalis dijo...

Bueno yo creo que hay que respetar y tolerar todas las culturas y religiones, y si el nombre de esta discoteca ofende, pues me parece estupendo que lo cambién, aunque no hace falta amenazar.
Me ha gustado tu blog, me quedo!

Miguel dijo...

En princípio creo que no es para tanto...solo es un nombre y creo que nada mas, de todas formas, en el mundo Islam, son muy suyos y no suelen aceptar cosas como estas, que las consideran un insulto, una ofensa o frivolizar hacia su lugar sagrado de peregrinaje, quizas habria que entenderlo por los dos lados...en Madrid tomaba cafe en una cafeteria muy chula que se llamaba ( y se llama ) " En Nuncio ".
Un abrazo Claire

Miguel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miguel dijo...

Perdón, rectifico...se llama " Café del Nuncio "...y creo recordar que estaba por La Latina...que tiempos.

Sandra dijo...

Yo tampoco lo veo para tanto… los fanáticos de las religiones es que tienen mucho peligro, aparte de los susceptibles que son. Tampoco creo yo que hubiera q armar tanto revuelo por esa tonteria. Total solo es una discoteca.

Besetes.