viernes, 14 de septiembre de 2012

VIVIENDO

Siempre filosofando, siempre pensando, siempre buscando la felicidad.  La vida. Un apasionante camino lleno de obstáculos que hay que ir superando para alcanzar la felicidad.  Una vez alcanzada ésta, dura poco pues rápidamente un nuevo obstáculo nos aparta de ella y nos obliga a seguir nuestro camino luchando para volver a lograr ser felices. ¡Ja! Mira que al ser humano le gusta filosofar y pensar, y profundizar en los sentimientos y buscar a todo su razón de ser.  ¿Quién no se ha preguntado nunca cuál es el sentido de la vida? ¿quién no se ha parado a analizar cuáles son los obstáculos que le impiden ser feliz? ¿Quién no se deleita con las magnificas frases de auto-ayuda que circulan sin parar por el facebook?. Son geniales. Tiene gracia porque de vez en cuando leo alguna que me activa la memoria, pues de niña me gustaba apuntarlas en una libreta.  La libreta de las poesías y las frases bonitas. Qué cosas.  Casi toda la vida filosofando. Será que no hay manera de dejar de hacerlo.  Será que Vida, Camino, Felicidad y Obstáculos van en el mismo lote y desde que nacemos hasta que morimos nos entretenemos divagando al respecto porque forma parte del sentir humano. Sí, algo de eso será.. Pretendo volver a escribir en el blog. Lo echo mucho de menos. Voy a intentarlo aunque no dispongo de mucho tiempo, pero cómo me digo siempre que quiero algo, querer es poder.  Pero está dificil.  Mi vida ha cambiado mucho desde la última vez que escribí, y llevo mucho tiempo intentando  volver, pero es que cuesta.  He alcanzado la felicidad y cumplido mi sueño de ser mamá, ¡¡y de mellizos!! jaja, tienen ahora nueve meses, son preciosos. Niño y niña.Así que si logro reincorporarme a este maravilloso mundo blogueril imagino que más de una vez escribiré acerca de todas las emociones vividas. Aunque como he dicho, he alcanzado la felicidad, pero en mi vida siguen habiendo obstáculos que saltar, pues el camino continúa y la vida entre algodones es una utopía. Pero bien mirados algunos obstáculos nos hacen grandes, pues nos hacen pensar, estimular, luchar.  La vida es dura, pero merece la pena.  Y a veces la vida es muy bonita. Saborear los buenos momentos. Eso no deberíamos olvidarlo nunca.  Me siento feliz escribiendo mientras mis peques duermen un ratito... Sin duda vale la pena buscar tiempo para saborear estos momentos...  

6 comentarios:

X dijo...

Te prometo que siempre pensé que estabas buscando un hijo. Era algo que notaba, no sé por qué. Y mi parte optimista (si es que la tengo xD) pensaba que tu ausencia se debía precisamente a ello. Me alegra muchísimo haber estado en lo cierto. Enhorabuena por tus pequeños (no les habrás puesto Brandon y Brenda, ¿no? Jaja) y lo que de ellos cuentes, nosotros lo leeremos. Welcome back. ;-)

Gloria dijo...

He llegado aquí con dos niños bajo el brazo jajja, enhorabuena. Esta nueva etapa es dura pero hermosa, disfruta de tus hijos porque el tiempo pasa rapidísimo, aunque ahora no lo creas cuando te vengas a dar cuenta tendrás dos niños y hormonas alborotadas con las que lidiar, pero todo poco a poco se saca adelante.
Besos de gofio.

Camaleona dijo...

Felicidades por tus dos cachorros :D Se nota que los estás disfrutando, me alegro!!!

Uma dijo...

Enhorabuena por esa parejita y bienvenida! no me hago a la idea cuanto de diferente es tener dos a la vez, pero un ratillo siempre podras sacar!! ya lo verás!
Muchisimos besos

Yopopolin dijo...

Pero, pero, pero... ¿¿que has sido mamá???? y de gemelos!!!!! ausencia mucho más justificada que la mía! :)
Enhorabuena!

Juan Rodríguez Millán dijo...

¡Dos alegrías juntas, la de volver a leerte y la de tus mellizos! Felicidades, de verdad que me alegro un montón de que tu ausencia haya tenido dos razones tan bonitas y te deseo lo mejor. Y que tengas algo de tiempo también para contárnoslo, eso ya sería estupendo. Pero ahora entenderé mejor que no estés por aquí con frecuencia, porque lo importante es lo que merece la pena. Rebienvenida.