sábado, 4 de diciembre de 2010

ESTADO DE ALARMA

Hoy he desayunado escuchando en las noticias, cómo miles de personas sufrían en los aeropuertos las consecuencias de la huelga masiva de los controladores aéreos. Sorprenderme no me ha sorprendido en absoluto, la verdad, ya que el hecho de que los controladores aéreos en España hagan huelga causando el caos en los aeropuertos y privando a los ciudadanos de coger esos aviones que los han de transportar a su destino de vacaciones, o a dónde los esperan sus familiares, ó a dónde tienen asuntos muy urgente que atender, es algo que suele ocurrir todos los años y en fechas señaladas cómo este puente, el más largo del año. Aún acostumbrada a estas noticias relacionadas con huelgas y aeropuertos, conforme informaban de los infortunios causados a centenares de miles de personas por unos cuántos que prentenden mantener unos privilegios escandalosos, yo, me íba indignando solidarizándome con toda esa gente a la que habían roto sus sueños. Sólo de pensar en esos pobres mileuristas que seguro que han estado mucho tiempo ahorrando para poder escaparse estos cinco días a algún destino soñado, y que por el egoísmo de unos señores, sabedores de que nadie les puede sustituir en sus funciones, se han visto robados, pisoteados, ninguneados y qué se yo, siento rabia porque el mundo funcione así. Por no hablar de la gente cuyos motivos de volar iban más allá de unas vacaciones, si no que visitaban a familiares a los que no veían en años, o que estaban enfermos, o que se casaban o muchos motivos más. Me parece injusto que un colectivo de trabajadores que al parecer son los profesionales mejor pagados y ganan más de dos cientos mil euros anuales se comporte como se ha comportado. Y eso sin caer en la tentación de comparar su nivel de vida con el de millones de personas mileuristas y sin tener en cuenta a esos cuatro millones de parados. Por eso cuando unas horas más tarde se anunciaba que el Gobierno ha declarado el estado de alarma y que ello significaba que se obliga a los controladores a ocupar su puesto de trabajo, yo me he alegrado. Y mucho. Y me parece vergonzoso que con la que estaba cayendo, permanecieran tranquilamente en sus casas, impasibles. Tercos en su ambición y libres de humanidad. No dudo de que habrán estudiado mucho para llegar dónde están y bla, bla, bla, pero no. No está bien. Su actitud es egoísta, endiosada e inaceptable. Así que venga, a mover vuestros miserables culos y a dejar de fastidiar al personal, que no hay derecho...

14 comentarios:

Pilar dijo...

Dia usted que sí, que ya vale.

DAISY dijo...

pues sí hija, y yo lo he vivido en propias carnes, vuelo cancelado, me quedo en casa, Dublín puede esperar no?? un beso

La Queli dijo...

Estoy de acuerdo contigo, punto por punto, que a mí la controladora que salió lloriqueando, no me dió pena ninguna... ahora intentan buscarse escusas... pero han paralizado España y se han reido de todo dior. Ojalá les den su merecido, que han fastidiado a un montón de gente.

Besucos.

Yopopolin dijo...

exacto, no hay derecho!! gente que gana 60 millones de las antiguas al año, les joden las vacaciones que con tanto esfuerzo han pagado, a miles de mileuristas... esto que es??

yo espero no tener problemas con mi vuelo de mñana... miedo me da!

bsos!

Ana dijo...

Es inadmisible que pase lo de los últimos días, y que se tenga que llegar al estado de alarma para poder solucionarlo.
Indignante lo que tuvieron y están pasando miles de personas.

Besitos

Simone B dijo...

Vivo de cerca el tema de los controladores porque un familiar mío muy cercano lo es, y tienen una JETA de impresión.
Encima salió uno diciendo que trabajan en condiciones de exclavitud muajajjaja, ¿exclavitud cuando cobran 13000 euros al mes por cuatro horas al día?, eso sin contar con todas las horas extras que se hacen y que, en muchos casos me consta que se maten por hacer.

Hasta 600.000 euros al mes ha llego a cobrar el que yo te digo...ahora que apechuguen, que a ver que pasa si un día tú o yo noc vamos del trabajo..estaríamos en la cacha en menos de tiempo del que se dice "barajas".

Besos guapa!

Juan Rodríguez Millán dijo...

"Egoísta, endiosada e inaceptable". Totalmente de acuerdo. Y ahora, dos vías: la administrativa y que echen a los que no quieren trabajar, y la penal y que juzguen los delitos que han cometido.

X dijo...

Pues sí, son unos hijos de puta. Además no entiendo que ese trabajo esté tan bien pagado. Está claro que es un puesto de mucha responsabilidad, pero muchos capaces de desempeñarlo lo haríamos por una cuarta parte de lo que cobran...

Uma dijo...

Lo peor es que esto no ha sido una huelga sino un abandono del puesto de trabajo, todos tenemos derecho a hacer huelga...pero convocandola y cubriendo los servicios mínimos...
en la medida de la comparacion (nacional(regional) me recuerda a la huelga salvaje de los del metro de madrid...Colapsaron una ciudad entera y tb tuvo muchas implicaciones...pero como cobran menos en algunos medios se los defendía con uñas y dientes...
No deberíamos fijarnos solo en el sueldo que cobran sino en las formas y en la legalidad...
y que quede claro que me parecen unos prepotentes sinvergüenzas que han adolecido de una falta absoluta de responsabilidad moral...aunque solo sea por la niña del cancer que ha perdido su operación...
Pero muchos perdieron tb cirugías con la huelga de metro...¡que no habia dios que cogiera un taxi!
besos

MILTY FLINN dijo...

y es q siempre pasa igual, el consumidor o usuario es quien sufre....
Buen post!
Salu2
www.miltyflinn.blogspot.com

Sandra dijo...

Gentuza, usureros, peseteros, sinverguenzas, hijos de puta y un largo etc de perlas salen de mi boca cuando de este tema se trata.

Dr.Mikel dijo...

Joer Claire, es que los pobres somos la hostia.
Nos gastamos 20 euracos en un vuelo low cost, y encima queremos que despegue el avión y hasta protestamos porque nos dejan en tierra.
No se a donde vamos a parar jajaja.

Jo Grass dijo...

Hay algo que me parece esencial en el trabajo y es tener cierto sentido de la ética profesional y, lo que ha ha hecho esta gente se merece inhabilitación de por vida.

Yo me quedé tirada en el aeropuerto con mi hija, y en casa de mi familia tenía a mi madre esperándome porque no había nadie para ayudarla con mi padre, ( la enfermera libraba), que sufrió un infarto cerebral y se ha quedado en silla de ruedas. Como no llegué hasta el sábado noche, mi hermano no pudo viajar a la boda de su mejor amigo, en la que hacía de padrino, así que, todos jodidos!!!

Claire dijo...

Jo Grass: Especialmente por casos como el tuyo merecen la inhabilitación de por vida.
Siento mucho que tanto Daisy como tú lo hayáis vivido en carnes propias. Es muy injusto.
Besos.