miércoles, 23 de febrero de 2011

23-F

Nací en una España libre y democrática, y no conozco otra cosa. Hoy hace treinta años del intento fallido de golpe de Estado. Intentaron robarnos la libertad, pero por suerte para nosotros, no lo lograron. Desde siempre, he vivido en libertad. Disfruto de una total libertad de expresión, me puedo vestir como me apetezca y puedo ir dónde quiera y con quien quiera. Nunca he pasado hambre (bueno, cuando estoy a dieta un poco sí, la verdad ;-) y mi realidad es que esa otra realidad que se vive en otros países poco afortunados, no puedo ni imaginarla. ¿Dictaduras? ¿guerras? ¿qué es eso? ¿aquí? ¡Imposible!. No puede ser. Que no, que no. Que eso para mí es algo completamente marciano. Pero aunque yo no pueda ni siquiera imaginar que algo así pueda ocurrir aquí, sí que puede. Aquí, en nuestra España, hace menos de cien años hubo un guerra. Y mi abuelo, al igual que los abuelos de mis amigas, estuvo en ella. Y a diferencia de muchos otros, él tuvo suerte y sobrevivió. Aquí en nuestra España hubo muerte, miedo, hambre y desolación. Pero ya pasó, y para muchos de nosotros, la posibilidad de que algo así vuelva a ocurrir escapa a nuestro entendimiento; es surrealista; inviable. Pero, ¿ qué habría pasado si hace treinta años hubieran acabado con la democracia? ¿y si hubiéramos vivido bajo una dictadura y nos estuviéramos manifestando ahora mismo en una reivindicación de nuestros derechos? ¿que habría pasado entonces?. Me estremezco solo de pensar en lo que se está viviendo en Libia. Me da un miedo atroz. Y siento compasión hacia esa pobre gente que huye; que muere; que son personas que están viviendo lo que para su desgracia les ha tocado vivir. Estamos a merced de nuestros gobiernos y si aquí hubiera un Gaddafi en el poder, quizás nada nos distinguiría de esa pobre gente. No entiendo cómo entre seres humanos pueden producirse semejantes masacres. No entiendo cómo se puede vivir de otra manera a como vivo yo, en un país libre y democrático cuyos gobiernos tendrán sus más y sus menos, pero que no me dan miedo. Yo no me puedo imaginar viviendo bajo la dictadura del terror, pero nuestros octogenarios sí. Y no lo imaginan, lo recuerdan que es peor. Lo vivieron. España vivió bajo una dictadura y aunque aquéllo ya pasó, no debemos olvidarlo. Pienso en Libia, pienso en mí, y me preguntó por qué tengo que estar agradecida de vivir como vivo si a fin de cuentas vivo en paz y en libertad, como tiene que ser... Pues sí; tengo que dar gracias y las doy, porque ahí fuera hay otra realidad, dura y cruel y todo viene a depender de quienes ocupan el poder, de quienes gobiernan nuestros países y han de velar por nuestros intereses y nuestro bienestar. La desgracia del pueblo, es obra de su gobierno, y más cuando se habla de terribles dictaduras. En fin, que no sé cómo terminar esta entrada... que valoremos nuestra libertad y seamos conscientes de que lo que ocurre en Libia o en cualquier otro país del mundo, nos podría ocurrir aquí. No depende de nosotros depende de "los que nos tienen que cuidar".

20 comentarios:

DAISY dijo...

tienes razón hay que valorar mucho la libertad de la que gozamos por suerte. Un beso!!!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Me ha encantado leerte esta reflexión, con la que estoy absolutamente de acuerdo. Y me ha encantado porque no se suelen escuchar cosas así. Tendemos a menospreciar todo lo que tenemos y los que somos de generaciones así, que han vivido siempre en democracia, no apreciamos lo que era España antes de 1975. Digo no lo apreciamos, pero en muchos casos ni siquiera se conoce. Ayer escuché a más de un chaval de instituto relacionar a Franco con el 23-F. Y me daban ganas de llorar.

juan andrés estrelles dijo...

Una reflexión muy acertada y demoledora. Sencillamente perfecta, capaz de hacerte parar a pensar en la realidad que vivimos y cuanto costó llegar hasta aquí. Apuntaba acertadamente Juan Rodríguez en su comentario lo del chaval que relacionaba el 23F con Franco. Yo también vi esa patética encuesta, fue para echarse a llorar. Nuestros abuelos vivieron y sufrieron la dictadura. Nuestros padres la combatieron y tras derrotarla, defendieron la libertad. Nuestros hijos ni conocen ni valoran nada de eso. Viven una realidad donde historias y cuestiones como esas quedan muy lejanas o directamente no tienen cabida. Y por supuesto tampoco se les atribuye demasiado valor. Si es un problema de formación académica, falta de conciencia social o directamente de que esta es una sociedad ingrata y acomodada que no gusta de mirar las cosas desagradables que quedaron atrás. Es algo que deberíamos plantearnos muy seriamente. Los errores son algo que las personas acostumbramos a repetir con pasmosa facilidad.

Tras la caída del Tercer Reich y el descubrimiento de los campos de exterminio. Se dice que Eisenhower hizo filmar profusamente las imágenes de aquella barbarie para darlas a conocer a todo el mundo. Quería dejar constancia de todo aquello que la gente fuera conciente de lo sucedido y lo tuvieran presente. Se le atribuye una demoledora reflexión. Según la cual se tenía que luchar para que todo aquello jamás se olvidara. Por que podía llegar un día en que algunos idiotas podían llegar a cuestionar que semejantes desmanes realmente hubieran sucedido. Tenía razón eso ya ha ocurrido y con nuestra historia vamos por el mismo camino. Un abrazo, nos leemos.

Sandra dijo...

Por partes.

A mi si me da miedo este Gobierno, me da miedo porque estoy, estamos, en manos de unos inutiles, que de seguir en el poder nos llevan a una época parecida a la potguerra. Tiempo al tiempo.

Por otro lado creo que deberiamos hacer como en Egipto y tirarnos a la calle para que los inutiles estos se vayan.

Por ultimo, si que he pensado muchas veces en como estariamos ahora, si aquel 23 de Febreor del 81 ese golpe de Estado hubiera salido como querian. Tela, que horror.

Ah y una cosa mas, vivimos en democracia si, pero cada vez esto parece mas una dictadura, todo son prohibiciones, subidas de precios, despidos, y jodiendas al ciudadano, etc... dime quien nos defiende de esta especie de Dictatura que tiene al inutil de ZP como cabecilla y a la subnormal de la Pajin como segunda. Y eso querida Clarie es para tener miedo panico y terror.

Escribir es seducir dijo...

CUIDEN LA LIBERTAD ES LO MÁS IMPORTANTE QUE TENEMOS!!!!

SALUDOS

Rebeca dijo...

Soy de tu generación Clarie, la constitución nacia al tiempo que lo hacía yo, y sin embargo todo eso: la guerra civil, la dictadura...no está tan lejos, a penas somos dos generaciones criadas en libertad, así que debemos aferrarnos con fuerza a ella, no olvidar nuestro pasado histórico y luchar para que ella sea un derecho para todos.

X dijo...

Es que no hace falta irse a Libia, sino retroceder medio siglo en el tiempo, aquí en nuestra querida España. Tuvimos guerra, y después tuvimos algo aún peor, una ausencia total de libertad. Y a eso querían volver los del 23-F. A Franco.

MARIAN dijo...

felicidades por tu reflexión, no nos damos cuenta de lo que tenemos.
No me gusta entrar en pilitica, pero he leido por ahí que con el gobierno actual terminaremos mal, pues vaya, lo que ahora tenemos es la consecuencia de muchos errores anteriores, y que conste que no me gusta la politica, y no milito ningún partido. un saludo

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Tal vez estás cosechando lo que otros, antes que tú, te legaron. Te leí por accidente y me quedé un rato leyéndote

un abrazo

Dr.Mikel dijo...

Mi querida Claire, la historia aunque con diferente actores y escenarios se va repitiendo.
Mi abuelo en el 36 un maestro de escuela de 25 años y 4 hijos fue arrancado de su familia y pasado por el paredón acusado de ser un instigador de valores como la libertad, la fraternidad la solidaridad y la igualdad de sus pueblos y gentes.

Extrema dijo...

Bufff... yo es que de esto no hablo... que me doy miedo, jijij.
Buen fin de!

Jo Grass dijo...

En mi familia hay una historia parecida a la del Dr. Mikel y, la verdad, no tenemos ni idea de lo que llegaron a sufrir. Somos una generación que solo ha conocido el estado de bienestar; y aún así nos quejamos de todo; yo solo espero que seamos capaces de mantener la paz y la libertad de la que disfrutamos ahora porque, no solo se está convulsionando el mundo islámico; como nuestra economía continúe a la deriva, con estos patanes que tenemos de gobernantes, no quiero ni pensar adónde iremos a parar.
Excelente reflexión la que haces en estas líneas.
besitos

Adolfo Payés dijo...

Muy interesante tu articulo..

Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia

Confieso que soy el cielo
El sol,
Las nubes amamantando el tiempo

Confieso que las estrellas
Las dibuje con mis sueños
Iluminando el firmamento de mis sentimientos

Que tus cabellos
Los acaricie palpitando mis deseos,
Y que tu cuerpo
Lo transite coloreando mis pasiones
Elocuentes del que ama

Confieso que no soy nada
Ni nadie en este mundo
Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia
Mujer,
No soy el que confisca tus besos
Ni el que marchita tu alma
En añicos de penas,
Soy,
El que respeta tu nombre
Pintado
En el firmamento beso del te quiero

Confieso
Que soy
El que emancipa la palabra
Convirtiéndola en caricia mutilada de ternura,
Mujer eres luz
Embarazo creador de lo eterno
De lo infinito
Mezclado con el esperma
Quietud erótica de mi cuerpo
Ante la belleza emblemática de tu movimiento
Vida

Adolfo Payés.


Con todo mi respeto y admiración ara la Mujer en estas fechas y el mes de Marzo..


Un abrazo
Saludos fraternos...

Adolfo Payés dijo...

Te sigo y te enlazo para poder pasar a leerte mas a menudo..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Yandros dijo...

Bueno estoy en total concordancia con lo expresado por Juan Rodriguez y Juan Andrés. Tendemos a menospreciar lo que tenemos porque no hemos vivido otra cosa. Pasa con muchas cosas en la vida; de pequeño aborreces los potajes hasta que cuando eres mayor echar los potajes de mamá. Nuestra sociedad se ha aborregado de tal forma que confundimos libertad con libertinaje y de jóvenes de 20 años se oyen aspiraciones dictatoriales. Así es la ignorancia, que habla indiscriminadamente.
Por otro lado, y aunque estoy de acuerdo con que estamos gobernados por inútiles, discrepo en el comentario de Sandra, si me lo permite. ¿Es el culpable de todo ZP? ¿No es acaso propio del ser humano focalizar las culpas siempre sobre un chivo expiatorio? Nos encanta echarle la culpa de todo a alguien físico, alguien sobre el que plasmar nuestra frustración. Yo no digo que no tenga culpa de nada, creo que hace tiempo que se le acabó el crédito político pero así es la democracia; se le ha votada y ahora toca joderse. PEro es culpa de ZP o de la clase política en general? Porque a mí me parece que la alternativa del pelele barbudo es poca solución. ¿Y si la culpa de la situación es de la sociedad en general y de nuestra forma de vida? Si saliese un político y nos dijese: señores, esta crisis no tiene solución a corto plazo, tenemos que cambiar nuestro modelo productivo, sacrificar muchas cosas en busca de una salida dentro de dos o tres décadas...¿Lo votaríais? No, queremos que nos cuenten la milonga de que en un par de años se solucionará todo, que todo volverá ser igual. Queremos que nos mientan. Los políticos nos dan lo que nos quieren porque somos como niños llorones, quejicas y caprichosos. Tenemos la clase política que nos merecemos.

Un saludo

Miguel dijo...

Tienes toda la razón...puede que nuestro País no sea el mas moderno y próspero del mundo , que nuestra Democracia no sea perfecta ...etc, etc.
Pero sin embargo, cuantos millones de personas no querrian vivir en el , por calidad de vida , por su sol, porque no creo que exista la Democracia perfecta ,porque tan solo nuestros abuelos , recuerdan aquella guerra terrible entre hermanos.
Cuantos paises del este planeta no pueden ni soñar con vivir como vivimos nosotros...y aun así , nos quejamos...como también nos quejamos porque llueve o hace calor, somos así.
Debemos dar gracias por haber nacido en un pais de la vieja Europa Occidental , en una época sin guerra , ni hambre , ni emigración forzada, con la maleta de cartón atada con cuerda y el corazón roto por dejar atras tu tierra y tus gentes.
Un abrazo Claire.

Sandra dijo...

Ey guapa, dónde andas?.

Prejubilado dijo...

Pasaba por aquí y me he quedado a leer. Es muy interesante todo lo que dice y piensa. Pero, al leer su post, me siento obligado a añadir algunas cosas.
Dice que hace menos de cien años hubo una guerra en España y que fueron los octogenarios quienes la vivieron. Bueno, la guerra, entendida como acciones bélicas de armas, terminó en 1939, pero sus consecuencias siguieron en el tiempo. Los años siguientes al final de la guerra las armas también siguieron disparando en algunas ocasiones. Por otra parte, la consecuencia de la guerra, es decir, la dictadura, estuvo implantada hasta 1975, año de la muerte de Franco. El final no fue una acción de lucha o protesta, como está ocurriendo en los países árabes. Aquí se terminó por cuestiones biológicas del titular.
A pesar de lo dicho, todavía el 23-F del año 1981 cabía la posibilidad de volver al pasado. Quizás la marcha sin retorno hacia una democracia no se dio en España hasta la incorporación a la Unión Europea, ya en 1986
Así, pues, no hace falta ser octogenario para haber vivido en la dictadura y sus consecuencias. Yo, siendo bastante más joven, he vivido esas experiencias y puedo hacer valoraciones, a excepción de la guerra y los primeros años posteriores.
Algunas veces he hablado con gente joven, personas que han nacido ya en democracia, y salen algunas de las cosas que se han comentado aquí. Recuerdo una vez que alguien me dijo:
- Pues no sería para tanto
A lo que yo le contesté:
- Quizás no, pero te bastaría con pensar que más de la mitad de las cosas que haces ahora, antes eran ilegales y que, por algunas de ellas, estarías en la cárcel.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Me preguntaba yo dónde andas y si estás bien, que es mucho tiempo sin publicar... Espero que sí estés bien...

Jo Grass dijo...

Niña, estás perdida. ¿Va todo bien? Te echamos de menos!
besitos