viernes, 4 de junio de 2010

GUERRA DE VECINAS: EL ORIGEN

En una comunidad de vecinos llevarse bien no es fácil. Debería serlo, pero no lo es. Supuestamente, para una convivencia civilizada y armoniosa bastaría con que permanecieran en las relaciones entre vecinos, la educación, el respeto y el civismo, pero teniendo en cuenta que los componentes de una comunidad de vecinos son personas, cualquier cosa se puede interponer en el buen convivir.
Begoña y Rosa eran vecinas desde hacía tres años. Estrenaron juntas la finca y sus pisos eran contiguos. Coincidían a menudo tendiendo la ropa, y además habían tomado juntas más de un café. Su relación de vecinas era como cabía esperar. Cada una en su casa, y rostros sonrientes al cruzarse en el rellano. Punto. Pero en un momento determinado, algo empezó a cambiar.

EL PRIMER DIA.

Un sábado por la mañana, Rosa dormía plácidamente cuando en la lejanía un ruido continuo la fue sacando gradualmente del sueño. Ya despierta, reconoció ese familiar sonido: una aspiradora. De mala gana encendió la luz de su lamparita para comprobar que su reloj marcaba las diez de la mañana. Intentó volver a conciliar el sueño, pero como el ruido no cesaba, se despabiló por completo y se levantó huraña. "Buenos días", se dijo a sí misma.
Al otro lado de la pared, Begoña pasaba contenta la aspiradora. Se había levantado temprano y llena de energía. Cuando terminara con la aspiradora, solo le quedaría limpiar el baño y se podrían machar a comer fuera. Había salido un día estupendo. "A quién madruga Dios le ayuda", se dijo sonriente a sí misma.

DOS MESES MÁS TARDE.
El ruido de la aspiradora despertó a Rosa y a su marido. Esta vez eran las once de la mañana. Rosa maldijo en silencio. Sabía que era Begoña la trabajadora matutina porque el segundo sábado que la despertó, acercó la oreja a la pared de su dormitorio y no le cupo duda de que era de allí de dónde procedía el ruido. De la casa contigua. Sabía que no podía llamar la atención a su vecina, porque aunque fuera fin de semana, las diez de la mañana no se consideraba hora de descanso. Pero a Rosa le encantaba dormir hasta tarde los fines de semana, y no se acostumbraba a que ruidos indeseables la despertaran. Y la enfadaba más todavía el hecho de que intuía que su vecina pasaba la aspiradora a sabiendas de que dormían. Intuía que a Begoña despertar al vecindario "se la traía al fresco", y lo cierto era que estaba en su derecho.

AL DÍA SIGUIENTE.

El móvil de Rosa la despertó a las nueve de la mañana. Su marido se marchaba a almorzar con unos amigos, y ella se levantaba también temprano para hacer algunos quehaceres y así más tarde podría irse a comer fuera.
Eran las diez en punto de la mañana cuando Rosa se asomó a la ventana que daba al deslunado y descubrió que la persiana de su vecina Begoña estaba bajada del todo. Una sonrisa maligna se dibujó en su rostro mientras se preguntaba si estaría durmiendo. Decidida cogió su radio y se la llevó a su habitación donde puso la música lo suficientemente alta como para despertarla. Bailoteando mientras hacía la cama dio mentalmente los buenos días a la pared.

12 comentarios:

La Queli dijo...

Anda, mira, soy la primera, jejeje.

Vaya vengativa la Rosita, no??. Mira, cuando uno tiene vecinos, tiene que tragar con todo ( lo legalmente tragable, claro) y si no, ya sabes... chalecito a las afueras.

De todas formas, es una faena eso de que quieras dormir y haya ruido que te lo impida... y no ha pensado Rosa en comprarse unos tapones para los oidos???

Pero que requetebien vivo solita, sin vecinos al lado que molesten... bueno, el gallo que canta a las 6 de la mañana y las campanas de la iglesia, que ya me he acostumbrado y ya casi ni las oigo.

Besucos.

Jo Grass dijo...

Lo de los vecinos es tremendo pero estoy con la Queli, menuda es la Rosita, jajaja Si estuvieran pasando el aspirador un domingo a las 7 de la mañana lo entendería pero de otro modo le recomiendo tapones.

Añoro vivir como en mi pueblo, en una casita y sin vecinos arriba y abajo. El anecdotario que tengo de la finca donde vivo es tremendo. No se dicen las cosas, se ponen denuncias, es alucinante.

Requetebesos y buen finde guapa

X dijo...

Bueno, esto va a continuar, ¿no? Para mí ninguna ha hecho nada mal, las diez de la mañana es una hora decente para pasar la aspiradora o poner música (aunque yo me levante a las dos un fin de semana xD).

Artabria dijo...

Ains, yo viví casi 30 años en una vivienda unifamiliar aislada, ahora llevo 9 meses viviendo casi sola en mi edificio y hace 15 días se mudaron al piso de al lado una pareja algo ruidosa y lo llevo fatal.

DANYGIRL dijo...

Ya quisiera yo que los vecinos me despertaran a las 10 y no a las 8!!!jajajajaj...

Uma dijo...

Estoy con rosa! las 10 de la mañana es mas que decente, y la tal begoña una siesa por la venganza! con unpoco de suerte la otra se ha pirado de vacaciones! ¡cuanta maldad!
besos

Miguel dijo...

La convivencia entre vecinos nunca ha sido facil y supongo que las anécdotas serán muchas. En el fondo es un problema de respeto y educación.
Un abrazo Claire

LA YOLI dijo...

Las enemistades comienzan de la forma más tonta, está claro. Pero, vamos... ¿qué trabajo costaba decirle a la vecina que si podía pasar la aspiradora más tarde poniendo una excusa? La historia de la jaqueca es muy socorrida :)

YoMisma dijo...

Ufff...

Que mala pinta tiene esto...

Pero no es para enfadarse, ni siquiera lo hace todos los sábados, a ver como continua...

Saludines,
YoMisma

DAISY dijo...

esto de tener vecinos es telita a veces eh!! jajaja, pero a ver que se le va a hacer!! muchos besos guapa

PD Ya no vengo mucho pero toy estresada!! a ver si algún día hablamos por msn, ok?? ciaoo

Juan Rodríguez Millán dijo...

A mí es que me da corte hacer algo a sabiendas que puedo molestar a los vecinos, pero parece que lo normal es lo contrario, sí...

Espero que "Guerra de vecinas" sea una serie que continue, ¿eh?, je, je, je...

Yopopolin dijo...

hombre a las 10 o las 11, cada uno es libre de hacer el ruido (normal) que quiera... vamos si me dices las 8 de la mañana, pues no! jajaja

los conflictos entre vecinos son interminables... xD