lunes, 27 de julio de 2009

EL CAFÉ

El café. La simple mención de su nombre, me hace evocar su aroma, su color, su sabor... El café simboliza tantas cosas... el despertar, tomándo esa taza de café con leche para empezar el día; ese "stop" en mitad de la jornada laboral matutina, degustando ese peculiar café de la máquina del trabajo; el café tomado después de una comida copiosa; esas tardes de conversación con las amigas, en las que sin el café no sería lo mismo; esos momentos románticos con la pareja, en una mesa apartada entre sorbito y sorbito de café... El "tomar café" comprende un gran abanico de momentos inolvidables. "Tomar café" no es sólo beber café, es vivir un momento, es compartir, es sentir...
El café tiene memoria, o mejor dicho, en nuestra memoria hay café... aquellos primeros cafés que no terminaban de gustarnos por lo que les echábamos varias veces azúcar; los cafés estudiando, que evitaban que nos quedáramos dormidos entre los libros y los apuntes; esos cafés que nunca se olvidarán.
Y en la actualidad es tan"chic" tomar café en las coquetas cafeterías diseñadas exclusivamente para poder disfrutar de la maravillosa bebida y lo como lo preparan de muchas diferentes maneras, que no deja de ser innovador y atractivo: café sólo, con leche, "cortado", granizado, "del tiempo", capuchíno (con su espumita de leche), bombón (con leche condensada para los que les guste muy, muy dulce, carajillo (con brandy), café escocés ( con helado de vainilla), café vienés (con nata montada)... y de muchas maneras más. Uy! si son ya las cinco de la tarde... me voy a poner una cafetera...

9 comentarios:

X dijo...

Por eso amo el café, porque un café no es solo un café, sino todo lo que lo acompaña. Especialmente los de máquina con el cigarrillo haciendo un descanso (de una hora) en horas de estudio, el de después de comer pensando no entrar a la siguiente clase, el de la merienda... Me encanta el café. :-)

kpa dijo...

yo cortado con hielo... ya sabes...ja ja...

solo suelo tomar cafe cuando salgo por ahi de viaje,....ah los capuchinos estan de miedo, y los irlandeses para mi son una bomba..

besos

xenia dijo...

Me apetece un caféeeeeeeeeeeee!!! Yo lo prefiero cortado y en ocasiones tocado de Bailyes. ^^

Un post original, estoy de acuerdo contigo en todo lo que has dicho.

Besos de café. ;)

Wenanena dijo...

Yo no soy muy cafetera, más bien soy de las de todo descafeinado de sobre, es decir que no me gusta el café puro puro. De todos modos eso de "me voy a tomar café" es una de mis frases preferidas, independientemente de lo que me tome, eso ya implica salida y conversación en alguna terracica pasándolo de lo lindo.
Besines descafeinados.

Claire dijo...

X: ¡Yo también amo el cafe! :-)
kpa: Yo los irlandeses no los he probado pero los capuchinos me encantan..y en veranito café sólo con hielo jaja
Xenia: Yo tocado con Bailyes o con cualquier alcohool ¡nooo!... no me gusta :-)
Wenanena: Yo los primeros cafés que tomé tambien eran de sobre..y a mí también me pasa que me voy a "tomar café" y a lo mejor acabo bebiendome una coca-cola.. pero por lo general soy de café.

Gracias por vuestros comentarios y que paséis un buen martes.

Rebeca dijo...

Me han entrado unas ganas terribles de tomar café ¿por qué será?

Desde luego que por las mañanas sin él no soy nadie.

Sandra dijo...

Como dice el amigo X, el café no es solo el café, es todo lo q conlleva alrededor. Cuando llamas a alguien: nos tomamos un cafe y hablamos?, o me voy a tomar un cafelito, te vienes?, o simplemente preparartelo en casa y sentarte tranquilamente.

Aysss el cafe q gran momento ;)

Besos.

Claire dijo...

Rebeca: Igual que yo. No sé que sería de mí si un dia me levanto y no tengo mi café con leche para desayunar.. :-)
Sandra: Sí.. que gran momento..

Besos.

RAMPY dijo...

Yo la verdad es que no puedo tomar café. Soy de naturaleza nerviosa y me pone de los nervios.
Un rampybeso.